miércoles, 28 de noviembre de 2018

El secreto del desarrollo para Amazonas




Hace poco escribí un comentario sobre Mechita, una pequeña, noble e inocente mujer que desde hace más de 30 años, presumo, camina por las calles de la ciudad limpiando la basura que arrojamos todos y de manera consciente. Dicha publicación causó miles de “me gusta” y “cientos de comentarios”; pero muy pocos entendieron el tema de fondo.


Tres años antes, hice lo mismo con un artículo en mi blog “Historias Mundanas” sobre las 10 razones para NO visitar Amazonas, muchos comentarios estuvieron cargados de rabia y lo peor, solo se dejaron llevar por el título antes que por el contenido. Resultado: malos entendidos.

El cinco de Junio del 2009, ningún amazonense podrá olvidar “El baguazo”, ese suceso que marcó un antes y un después para Amazonas. Un acontecimiento que por vez primera visibilizó a nuestro departamento en el mundo entero y por vez primera supo que existimos en la tierra. Ese hecho doloroso fue inducido, motivado por la falta de pericia en la comunicación social. Se quiso imponer a fuerza de la violencia, demostrar el poder por las armas y no comprendieron que hay otro poder oculto y que sale en momentos críticos: El respeto y la honra. En fin, puedo enumerar una  serie de hechos que conllevaron al fracaso histórico de los pueblos, pero el propósito de este comentario va más allá que eso.

Les pondré en el contexto asiático de los años 50, donde un gobernante asume mediante un golpe de estado y viaja por el mundo pidiendo apoyo y ante la aguda crisis económica que vivía el país, hace una colecta pública y logra reunir 227 toneladas de oro. Los varones dejaron de fumar seis meses, las mujeres se abocaron a cocinar para todos los obreros, los niños sin excepción alguna estudiaban, así sea en las plazas, parques o calles, 30 años después, de ser un país inviable comenzó a generar la transformación mundial y hoy por hoy es una de las 10 economías más poderosas de la tierra. ¿Cuál fue su secreto? Muy simple: EDUCACIÓN + CONSENSO NACIONAL.

¿Amazonas puede hacer eso también?. ¡Sí!. Y creo que una gran oportunidad es la que se presenta ahora en nuestros candidatos. Uno de los dos tendrá que ganar y entender que NO SE PUEDEN REPETIR LAS COSAS , NO SE PUEDE SEGUIR CON LOS MISMOS ERRORES, TAMPOCO LAS MISMAS IDEAS SIN FUNDAMENTO NI LÓGICA PARA SU APLICACIÓN.

Es el momento ideal para iniciar toda una revolución educativa al interior de Amazonas. No podemos seguir contando con cifras crudas y duras. El 76% de la población es semi analfabeta, existe un alto índice de deserción escolar, la educabilidad promedio es de ocho años. Una sociedad sin educación es carcomida por las emociones y la sinrazón.

La educación te hace crecer como ser humano, te libera de la esclavitud llamada ignorancia y te eleva a niveles inimaginables; pero, tiene que ser una educación que transforme los ideales de la sociedad. Una educación creadora, innovadora, generadora de rentas económicas y sociales, además de productiva e idealista. Una sociedad sin ideales, es como un esclavo que pese a que le hayan quitado cadenas, siempre mentalmente seguirá atado a su pasado, ya que no tiene proyección ni inducción al futuro.

Amazonas, desde dentro, sin calco ni copia puede ser esa región que todos aspiramos. Después del 9 de diciembre, no debería existir TRIUNFADORES MENOS PERDEDORES. Si el que gobierna, lo hace sin mezquindad, ni venganza y con un sistema administrativo que proponga, disponga y oriente el desarrollo ESTOY SEGURO QUE ¡SI PODEMOS PENSAR EN SER GRANDES!
Una sugerencia, dejemos el pensamiento de pigmeos y planifiquemos como gigantes.

Manuel Cabañas López
Exageradamente amazonense

P:D. Ese país, tiene un nombre y se llama COREA DEL SUR

Publicar un comentario