jueves, 26 de abril de 2018

Amazonas y sus enfoques de desarrollo: ¿Tiburón, avión o hacha?



Dependiendo como lo observes y como lo muevas al mapa de Amazonas, verás que tiene formas diversas, digamos: Un tiburón emergiendo del agua, un avión volando o una hacha, similar a la usada por nuestros ancestros. En ese contexto, toma fuerza el dicho “Dime como te sientes y te diré qué eres”.


Leo, escucho, percibo una obsesión  por Amazonas en diferentes frentes, sea en lo económico, en lo político, en lo social y hasta en lo humano, pero menos en el “como” para cristalizar ese deseo, sea individual o grupal. Sea partidario ideológico o simplemente racional. En esta coyuntura, me atrevo a analizar las tres figuras imaginarias de Amazonas, aplicado a nuestra realidad actual.

Amazonas – Tiburón.
El tiburón es una de las especies marinas más emblemáticas. Es veloz, ágil, fuerte, inteligente. Se mueve con mucha facilidad y es más, no cuenta con muchos enemigos, salvo, una orca asesina o un hombre sediento de poder. Nuestro departamento, además de sus características físicas, tiene una ubicación geopolítica clave, elemental que la hace importante para el desarrollo nacional. Es mediterráneo, tiene el poder de decidir sobre sus aguas (en caso de un futuro canon). Es fuerte por las grandes potencialidades que cuenta, sea en el turismo, la reforestación o por ser cabecera de cuenca de toda la amazonia, incluido a naciones originarias como los awajum y huampis, como shuars que habitan nuestro territorio. Tiene la energía en su población joven que son el motor del desarrollo regional.


Amazonas – Avión.
El avión, además de acortar distancias, cuenta con un sistema de estabilidad que lo generan sus alas, al margen de un buen piloto y con experiencia. Amazonas, puede acortar esas distancias aplicando algo muy sencillo y que garantizaría llegar a un buen aeropuerto (objetivo): PLANIFICACION TERRITORIAL. Su estabilidad que le da, es su gran población joven que puede generar mano de obra y nuevas ideas para el momento de despegar y poder realizar un vuelo sin contratiempos. Una diferencia gravitante es que en Amazonas, todos queremos ser pasajeros y muy pocos la responsabilidad de ser tripulantes.





Amazonas – Hacha.

El hacha dependiendo de las manos que lo utilice sirve para muchas cosas, nuestros ancestros lo utilizaron para golpear, matar, defenderse de los enemigos o para buscar alimentos. Amazonas, tiene una hacha elemental que muy pocos departamentos del país lo tienen: HISTORIA. Un pueblo sin historia ni identidad, es como un hombre sin partida de nacimiento. Somos el centro de la penetración a la amazonia peruana. Contamos con ciudades históricas, acontecimientos relevantes, personajes influyentes, que marcan la diferencia y hacen que usado de una manera pertinente, sea el medio para llegar a nuestros propósitos comunes: DESARROLLO.



Sea como seas o te identifiques: Tiburón, avión o hacha, el sentido de pertenencia al territorio, a nuestros orígenes son elementos vitales para hacer de Amazonas un departamento fuerte, veloz en su desarrollo o mortal contra la pobreza y las inequidades. Un factor puede cambiarlo todo, TÚ. De ti depende como queremos que el mundo nos reconozca.


¿Qué hacer?

·         Dejar de pensar en pequeñeces, hay que planificar en base a oportunidades y las tenemos en el sector turismo, energía y cultura.
·         Orientar las inversiones en proyectos que sean base para impulsar el interés de las inversiones privadas, con ella, generamos trabajo y la pobreza monetaria se reduciría poco a poco.
·         Apostar por proyectos de innovación tecnológica. Somos un departamento con escaso terreno para la producción que con la tecnología podemos hacerlo más productivo y alcanzar su transformación.
·         Planificar el desarrollo al interior del departamento, desconcentrando los servicios para crear ciudades intermedias que permitan al ciudadano, vivir con comodidad y armonía.
·         Protección de nuestros ecosistemas y “vender” al mundo para generar divisas en base a las protecciones y estímulos económicos sobre nuestra biodiversidad.
·         Impulsar una política regional educativa que permita aprovechar nuestras potencialidades socio, económicas y productivas. Una educación productiva, transformadora, creativa.
·         Planificación territorial, es elemental para alcanzar rentabilidad económica, cultural y social en Amazonas.


Al final, según usted ¿Qué debemos ser?
Publicar un comentario