martes, 18 de abril de 2017

COMISION BICENTENARIO ¡YA!

Fue un accidente administrativo que me hizo llegar al Archivo Regional de Amazonas por seis meses. Tiempo suficiente para un curioso periodista que redescubrió parte de nuestra historia desconocida en mi libro “QUE NO TE CUENTEN CUENTOS” (2010). En este libro, dimos a conocer detalles nunca antes conocido y valorado del proceso de evolución: histórica, religiosa, económica, política y cultural de Amazonas, al entorno de Chachapoyas, la sexta ciudad más antigua del Perú.


Amazonas, a lo largo de su formación territorial, tiene una serie de acontecimientos muy bien cimentados y que son poco valorados en el contexto educativo, que es el medio y el fin para fortalecer la pertinencia e identidad regional muy desmerecido en estos tiempos y sobre todo en generaciones modernas, cuyo interés supremo es la permeabilidad, indiferencia y dependiente de la tecnología que carcome el ingenio, la creatividad, el valor intrínseco con lo nuestro.

Amazonas, como espacio geográfico, esconde en cada pueblo, villorrio y ciudad una serie de sucesos que son dignos de tomar en cuenta y no entornillarse en un solo suceso. Amazonas es más que la Batalla de Higos Urco, que el Prócer Rodríguez de Mendoza, que Blas Valera. Es más que los colores vivos de su bandera o de emociones temporales de sus hijos. Amazonas es esa ninfa o deidad mística que demoramos en comprenderla, en descubrirla, en valorarla, en entenderla.

Desde hace diez años, mediante mis artículos, mis escritos y conversaciones con amigos, autoridades, he puesto de manifiesto que se tiene que gestar un movimiento cultural y misionero para enarbolar ese sentimiento frustrado, como es el de no VALORAR A AMAZONAS en el escenario nacional y estando tan cerca el Bicentenario, es urgente que las autoridades políticas, religiosas, entre otros se auto convoquen para instalar una COMISION MULTIDISCIPLINARIA para desarrollar actividades preliminares para este acontecimiento, que no se volverá a repetir y todos tampoco lo disfrutaremos en el futuro.

Pensar en el Bicentenario, es analizar los diferentes escenarios y contextos como evolucionó Amazonas y al mismo tiempo motivo excepcional para interiorizarnos en su historia y desarrollar investigaciones diversas que a futuro le permita agigantarse y monumentalmente demostrar que este pedazo de tierra peruana, es más que Kuelap, Río Marañón, Gogta, territorios jibaros, valerosos patriotas.

Comisión Bicentenario ¡YA!
Publicar un comentario