martes, 16 de junio de 2015

Música...¡La de antes!



Camino con mi hijo por las calles de la ciudad. El con los audífonos en los oídos, yo saludando a la gente que pasa a mi costado. Me alcanza un audífono, vanidoso me dice este es música viejo. Mis oídos viejos antes que melodía escucha una serie de sonidos que hacen ruido. No hay belleza, armonía. Me dice que es música electrónica y que los Disjey hacen conciertos con miles de personas. ¿Fuiste alguna vez a algún concierto? A una de Raphael en los años 90 le conteste. Y se puso a reír.

Recuerdo que hace 10 años, estaba de moda el reggaetón, donde la pareja bailaba con pasos eróticos y paso a la historia, llega el rap y pasa como un rayo dejando una luz fatua y desaparece. La música electrónica muy de moda en la juventud, quizá también tenga esa final. Una de las razones porque desaparecen, dicen los estudiosos de la música, es que están hechos para un temporada de la vida y no para formar parte de la historia de vida.
No me imagino una frase como “Yo la subí en un taxi, en camino al club” sea la que recuerde un beso, un abrazo o un primer amor, menos “Quiero la gasolina” o peor “tengo la casa sola”, menos será:
                                            “No tengo astrosi
                                              no Tengo reuma
                                              no tengo colesteró
                                              no tengo asuca”.


Pero sí, los de mi generación tendrán bien grabado letras como “Reloj no marques las horas, has que la noche sea perpetua, para que no se vaya de mí, para que nunca amanezca”, o de Manolo Galván
                                    “Te dije, te digo y te diré
                                      que te quiero más que a nadie y  te querré, 
                                     de la forma en que tú quieres que te quiera”.

Quién no dedicó en algún momento de su vida una canción a su amada con la voz de Leo Dan, de Camilo Sesto, Manolo Otero, José José, Julio Iglesias y cada una de esas canciones dejaron huella entre varón y la mujer.

Cada generación tiene sus momentos de gloria, pero en materia de música y que no pasa de moda es sin duda alguna, la música de antes, donde el romanticismo marcó en cada corazón humano. Y eso que estamos dejando de lado la música pop.

Publicar un comentario