viernes, 24 de agosto de 2012

Ante la propuesta de CANATUR, AMAZONAS: ¿VA O NO VA?


En política como en la empresa, tiene que existir un punto que quiebre la rutina para generar reacciones. Eso lo saben los empresarios de CANATUR, que por medio de su eterno presidente, buscan “aprovechar” la coyuntura mundial del nombre Amazonas, para hacer su agosto en agosto y así todos los meses del año, de aquí en adelante.

Desde el punto de vista de la mercadotecnia, el nombre siempre se asocia al éxito, cuando ésta se convierte en una marca: Así tenemos a : Coca Cola, Pepsi, Pilsen, Nike, etc. En el caso de los destinos turísticos, se emplea la misma herramienta para convertirlos en productos que generen divisas.

La propuesta de Canales, no es del todo descabellada, pero sí oportunista y que ha generado discusiones de todo tipo en las redes sociales entre los amazónicos y nada más, en otros medios no tiene la resonancia del caso, mucho menos la atención de los actores políticos nacionales. Reitero, no es descabellada, porque el cambio de nombre de Amazonas, remonta a los años 60, cuando el Crl. Luis Pizarro Castañeda, autor de varios libros militares y de la Batalla de Higos – Urco, planteó al Congreso de la República, la posibilidad de cambiarlo el nombre por el de La Independencia, en honor a la gesta heroica de la Batalla del 6 de Junio de 1 821 y como homenaje eterno al prócer y precursor de nuestra independencia nacional, el Dr. Alejandro Toribio Rodríguez de Mendoza Collantes.

Es verdad, el nombre de Amazonas, como  tal no vende como destino territorial, más se asocia al río y a otros estados más poderosos que nosotros que delimitan dentro de los territorios de países como Venezuela y Brasil. Más se asocia a nuestro departamento con su capital Chachapoyas o Kuélap por mencionar algunos.

Es un tema espinoso, delicado e inoportuno, pero que permite prender la llama de la alerta, ya que cuando los ríos suenan, es porque piedras trae y; no vaya ser que esto sea una corriente que poco a poco cale en la clase gobernante y de la noche a la mañana seamos “entenaos” de otra patria chica que difícilmente lo adoptaríamos.

Me felicito, que opiniones de esta naturaleza, haya generado en sentimiento de pertenencia de cada uno de los opinantes, eso quiere decir, que el “yo soy de…..”, “mi tierra es…”, “Viva mi provincia de…”viene primando en la mente de una nueva generación de hijos amazonenses que se sienten orgullosos de lo que son, de lo que fueron sus antepasados y de lo que podríamos ser en el futuro.

Me felicito de compartir opiniones alturadas, otras descabelladas y quizá altisonantes, pero que amerita ser tomado en cuenta por la administración pública y política regional, a fin de desarrollar acciones que permitan seguir fortaleciendo ese emergente orgullo por lo nuestro. Ese lo nuestro que no tiene precio. Ese lo nuestro que es un patrimonio del mundo, pero es herencia de nuestros viejos.

Soy amazonense en su total integridad. Llevo en la sangre genes de Chachapoyas y de Mendoza por mis padres, mis hijos, bisnietos de nobles de Bagua y Utcubamba. En mi alma errante y peregrino viajero por nuestro territorio, solo me acompaña como escudo el nombre de mi región: AMAZONAS y eso no se cambia por NADA
Publicar un comentario