viernes, 1 de junio de 2012

En Junio: ¡Parió la zorra!


Esta mañana al entrar al trabajo, con mis dedos entumecidos marque mi ingreso y el reloj digital no registraba mis huellas. Dos minutos después de “calentarlo mi dedo”, el clásico “clic” sonó indicando mi presencia laboral. Muchos de mis compañeros de trabajos sufrieron el mismo desplante electrónico. Antes de ingresar a las oficinas comentábamos del insoportable frio de la mañana. Una amiga nos dice a voz en cuello, que parió la zorra. Naturalmente la frase causó mucha gracia entre todos. La frase parió la zorra, está asociado el frio intenso en Chachapoyas.

Ayer, último día de mayo, el sol era abrazador, hoy por la mañana, creo que casi nadie quería salir de la cama. Es un frio intenso que cala en las entrañas. Un frio que hace tiritar a nuestros hijos que van al colegio. A nuestros ancianos que caminan a paso lento y; hasta uno que duerme con “frazadas con orejas”. Es penetrante, intrépido, galopante, como la zorra fugaz que huye por las montañas.
Y vaya que la zorra parió  y debe ser de tantos zorritos y zorritas, ya que el frio se extiende por toda la zona sur de Amazonas. En la Jalca ocho grados, en Alto Imaza 4 grados y con ello la helada. Esa rara enfermedad natural que quema las plantas y con ello escases en la oferta de productos. Hasta en Mendoza que hoy por hoy existe una demanda de chompas y frazadas porque el frio es insoportable por las noches.
En otras partes se asocia esta frase al inicio de la etapa de cosechas ya que la etapa de lluvias pasan y se espera que hasta agosto o setiembre se pueda recoger productos de pan llevar. Si la zorra pare para eso en buena hora, de lo contrario, el frío y ella que se vayan a la gran zorra.
Publicar un comentario