lunes, 9 de enero de 2012

MI GENERAL DE SEGUNDA

Con Hobart y Oscar, ambos sub oficiales superiores de la PNP
Este fin de semana, en nuestra ciudad, se realizó la ceremonia de asenso de efectivos policiales al grado inmediato superior; otros su último esfuerzo que consagran su labor policial y alcanzan el éxito pleno en su carrera profesional. Entre los más de ochenta sub oficiales, hubieron dos entrañables amigos que alcanzaron el máximo grado, de allí que en broma los abrace y los bautice con mucho respeto y cariño “Mi general de segunda”
Si bien es verdad tanto Hobart Yóplac, como Oscar Pinedo Portocarero son  compañeros de colegio, de promoción y de aula, con el paso del tiempo fue fortaleciendo el aprecio y respeto mucho con Oscar por la cercanía familiar que nos une, por compartir miles de cosas después de salir de las aulas, de hazañas cómplices asociadas a mi experiencia política, a nuestros sueños por alcanzar, deseos por cumplir.
Oscar con su esposa, hijos y demás familiares

Lo conozco cuando vino de la Fiscal al San Juan, callado, reservado por ser de provincia. Poco a poco nos hicimos amigos y ahora somos “patas”. Acude a tu llamado, te reclama ante ausencias prolongadas, hace de su vida policial un servicio a tiempo completo y compartido con sus pequeñas inversiones. Es sanitario y en este proceso de ascenso ocupó el tercer puesto. Y  eso es también un mérito para él y su familia. Esa satisfacción, es compartida por cada uno de los que egresamos el año 1981 del Colegio “San Juan”.
Hay éxitos y éxitos, así experiencias vividas. Tengo una debilidad personal: Reconocer el éxito en mis amigos y es por ello que me satisface compartir mi orgullo por ser compañero, amigo de un “General de segunda”. Felicitaciones, mi querido amigo, que la familia, tu tierra Pipus, siga disfrutando de tus logros
Publicar un comentario