jueves, 25 de noviembre de 2010

ELECCIONES 2011: ¿OTROS MESIAS PARA AMAZONAS?


A  juicio personal, hay dos tipos de amazonenses, siempre y casi siempre. Los que salimos de Amazonas y no regresamos ni siquiera para ver las herencias dejadas por los padres. Los otros amazonenses que salieron y regresaron hacer patria en su tierra. Esos dos tipos de amazonenses deben ser validados y evaluados oportunamente para sincerar nuestra visión desde Amazonas hacia el Perú y el mundo.

Allá por la segunda mitad de los ochenta, un grupo de amazonenses, hicimos un juramento emocional con Amazonas y juramos culminar nuestras profesiones y regresar a la tierra para verla crecer. De todos ellos, algunos han muerto, otros han logrado cimentarse y ganar un nombre tanto en la vida social, política y económica en Amazonas. Menciono a Neill Román, Luis Mendoza, Kike Torres, Mario Torrejón, Coco Herrera, Cesar Reina, Conrado Tuesta, Duco Santillán, Antonio Fernández, Sócrates Vento, Jorge Zubiate,Jorge La Torre entre otros.

Recuerdo mucho que cuando llegamos a la ciudad, la gente más adulta nos calificaba como fracasados ya que cuando uno sale de su tierra sale a triunfar y no regresar porque la tierra tiene poco que dar para el futuro nuestro. Ese futuro lo construimos con sacrificio, con dedicación y vocación. Hoy a nuestros cuarenta y picos, creemos que hemos logrado con poco o mucho al crecimiento de Amazonas en su contexto general y de Chachapoyas, nuestra tierra como algo especial.

Haciendo este preludio, hoy a pocos meses de elegir al próximo Presidente de la República y los nuevos congresistas, escucho por los medios las opiniones de amazonenses exitosos que no viven en Amazonas y tratan con su mensaje de orientar nuestro futuro, como si fuéramos de segunda categoría y digo: ¿Será motivo el 2011 para que los “foráneos amazonenses” gobiernen nuestra región desde el congreso?. Si lo afirmamos, evaluemos la participación de los actuales parlamentarios, que muy poco o casi nada se sabe de ellos, excepto para hablar cosas sin sentido y ganar dinero para seguir enriqueciendo la caja financiera familiar.

Nadie es profeta en su tierra, reza un dicho muy conocido, y todo parece indicar que es cierto. Hay muchos amazonenses exitosos fuera de nuestro territorio que son motivo de orgullo, tanto en el mundo empresarial, como político, diplomático y funcional. Pero esa profecía, no debe caber en política regional.

Creo, muy sinceramente que tenemos una gran oportunidad los amazonenses de participar en este proceso democrático de abril del 2011 para elegir dentro de la familia a aquellas personas que reúnan ciertos atributos y que sean nuestros delegados del poder en el parlamento nacional. No es justo, que aquellos que optaron por la comodidad de la modernidad y el dinero, aspiren (pese a prevalecer sus derechos) a querer limeñamente dirigir políticas a favor de Amazonas.

Concuerdo con todos que la política está intrínsecamente ligado al poder económico y a las relaciones políticas dentro de un estamento partidario; pero creo en esta nueva coyuntura, donde se afinan las alianzas electorales, es una ocasión excepcional para impulsar la presencia política de nuevos rostros, de nuevos valores, de nuevas ideas y al mismo tiempo ocasión para romper paradigmas y dejar de lado a los apellidos, a los que compartieron el poder nacional por casualidad y se creen los mesías y redentores de Amazonas.

El mesianismo político, es una tradición en Amazonas. Entre los años 30 y 50 del siglo pasado los amos eran los de la alta sociedad chachapoyana. Eso ya es historia. El siglo XXI es exigencia social, donde la clase dominante siendo minoría tiene que entender que la política no es rostros lindos, ni posturas fingidas. La política es todo orden social presto al servicio de todos, por todos y NO SOBRE TODOS.

Los invito hacer un ejercicio político y encontraremos que todos los que nos gobernaron en el congreso son amazonenses limeñísimos que quieren a su tierra el 15 de agosto o el 21 de noviembre. Ahora, pienso que es la hora de los amazonenses de verdad.
Publicar un comentario