miércoles, 28 de abril de 2010

AUMENTAN INTENTOS DE SUICIDIO EN CHACHAPOYAS: 40% SON MENORES DE EDAD



Violeta, es una jovencita de 22 años que hace unos 06 meses decidió quitarse la vida: “Estuve muy confundida, muchas cosas cruzaban por mi mente y después de terminar mi relación con Carlos, sentí que la vida ya no tenía sentido y creí que lo mejor era acabar con mi vida. Mi madre por casualidad y tal vez por ese instinto de mamá, fue a verme a mi cuarto, luego de haberse despedido, ella me salvó la vida”.


La madre de Violeta, fue la que trasladó a su menor hija al nosocomio de la ciudad, donde los médicos le realizaron un lavado gástrico, y en unos días Violeta regresaba a casa y a la vida.

Intentos de suicidio por año

 Años                                  2008 2009 2010 (*) Total

Número de personas atendidas 30    34    12        76

(*) hasta 15 abril

Fuente: Hospital Virgen Fátima/H. Higos Urco Essalud


Chachapoyas, en los últimos años ha tenido un considerable aumento en casos de intentos de suicidio y otros tantos que fueron consumados. El hospital Virgen de Fátima el año 2008, atendió 22 casos, de los cuales 9 fueron mujeres y 13 varones, el 2009, fueron 17 las mujeres que llegaron a ser atendidas frente a 6 varones. En el primer trimestre de este año, ya son 06 mujeres que fueron atendidas y 3 varones. Estadística parecida pero de manera proporcional muestra el Hospital Higos Urco de Essalud, que el 2008 atendió 8 casos, 4 mujeres y 04 varones, el 2009 se presentaron 11 casos, 8 mujeres y 3 varones y en lo que va del año se han presentado a la fecha 3 casos, 2 mujeres y 1 varón. (Ambos centros de salud consignan la información como: atenciones por intoxicación, sin indicar si llegaron a fallecer).

En su gran mayoría ingirieron disolventes orgánicos, plaguicidas, benzodiacepinas (sedantes) veneno contra ratas, siendo el más usado el conocido “Campeón”. El caso más reciente que conmovió la ciudad fue el suicidio por ingesta de tóxicos de una conocida y joven locutora radial: “La Gatita de la cumbia”, que por voluntad propia decidió apagar su voz.

¿Qué puede motivar a una persona a atentar contra su vida? Esta pregunta la realizamos a José Luis Ordinola, Sicólogo del Ministerio Público, quien por algún tiempo trabajó en el hospital Virgen de Fátima. Respondió así:

Intentos de suicidio por género


Género                            2008 2009 2010 (*) Total

Femenino                          13    25     8            46

Masculino                          17     9     4             30

Total                                30    34   12             76

(*) hasta 15 abril

Fuente: Hospital Virgen Fátima/H. Higos Urco Essalud

“Una cosa es el comportamiento suicida y otra el intento suicida, que si bien se refieren a lo mismo tienen lecturas distintas, hay diferentes connotaciones de acuerdo a una determinada cultura respecto a la muerte, por ejemplo los fundamentalistas, los samurais, etc, cuyas prácticas son reconocidas como actos de honor y en otros son venerados, caso contrario en nuestra sociedad donde ello la asociamos a perder la vida”

Tratar de identificar las causas y motivos de atentar contra su vida, sería limitar el análisis del comportamiento ya que todo ello es producto de una multicausalidad del comportamiento, un enfoque de factores de riesgo, es decir de eventos externos y condiciones internas, que en su interacción incrementan la probabilidad a que se de esta situación.

¿En Chachapoyas se comienza a escuchar este tipo de casos, más frecuente, por qué?

Está relacionado con el incremento de la población. Por un lado, la población de estudiantes y las consecuentes dificultades de adaptación, y los problemas que generan la separación de los núcleos familiares, así como y la inclusión en modelos sociales y culturales distintos, que según las características de los jóvenes, serán más o menos hostiles o acogedores.


Por otro lado, la inclusión de nuevos actores sociales y el incremento del hacinamiento que condiciona conflictos en el entorno familiar, generando anomia (desorden neurosicológico) en ciertos grupos poblacionales que predisponen a sus integrantes a trastornos sociales y emocionales concurrentes a los intentos de suicidio.


La pobreza y la consecuente dificultad para satisfacer las necesidades básicas. Esto nos hablaría que la familia no estaría cumpliendo adecuadamente su rol socializador y proveedor de estrategias emocionales, factores que los predisponde a los trastornos emocionales y del afecto.


Los medios de comunicación también juegan un importante rol, ahora los intentos de suicidio son noticia. Esto hace público lo que antes era reservado a la esfera de lo privado, por tanto, es posible que en realidad los casos de suicidio no se hayan incrementado sino que ahora son públicos, o que se publique de aquellos que se ajusten a la noticia y se estén dejando de lado otros tantos.


¿Según la estadística de los centros de salud local, hay un alto porcentaje de jóvenes que intentan quitarse la vida?


Intentos de suicidio por edad


                                2008      2009     2010 (*)   Total


Menores de Edad           12         14         4           30


Mayores de Edad           15         22         9           46

Total por año                27         36        13          76

(*) hasta 15 abril


Fuente: Hospital Virgen Fátima/H. Higos Urco Essalud

La edad es un factor de riesgo para los intentos de suicidio, existe una tendencia al incremento de la casuística en este grupo poblacional, pero sería cuestión de investigar más al respecto, y a la vez analizar la concurrencia de otros factores de riesgo para este grupo etáreo. El hecho que en los últimos meses se hayan hecho noticia de casos de suicidio entre los jóvenes no debe llevarnos a la conclusión apresurada de afirmar su mayor frecuencia, si así lo hacemos, dejamos de lado otros grupos poblacionales.

¿Cómo detectar alguien que tiene intenciones de quitarse la vida?


Un factor importante a evaluar es un cambio repentino en el comportamiento del sujeto (emocional o de pensamiento) El inicio o el incremento de conductas sociales de riesgo como el consumo de alcohol, promiscuidad sexual, abandono de relaciones sociales positivas. El aislamiento y abandonos de actividades que anteriormente resultaban gratificantes. La aparición de ideas persistentes de muerte, autodenigrantes o autodesvalorizaciones. El abandono personal en su cuidado y vestido. Cambios repentinos en los gustos profesionales sin explicación alguna o separaciones repentinas de los centros laborales, decisiones apresuradas que implican cambios significativos en la vida de la gente sin un antecedente que los justifique.


¿Alguien que intentó quitarse la vida lo podría volver a intentar?

Un alto porcentaje de los sujetos que intentan suicidarse lo van a volver a intentar, recordemos que un factor de riesgo para nuevos intentos de suicidio son los antecedentes personales e intentos de suicidio en la familia.


Recomendaciones a la familia

La familia es un importante factor a considerar, la recomendación fundamental a las familias es que éstas cumplan con sus roles y tareas de la mejor forma posible y en la magnitud que sus recursos lo posibiliten. No olvidemos que el concepto de familia ha cambiado mucho y de aquel núcleo básico de la sociedad nos está quedando sólo su enunciado. En los últimos tiempos hemos asistido a un persistente intento de eliminar la noción de familia nuclear y se han optado por otras formas familiares, como las extendidas, las uniparentales, aglutinadas, separadas, y otras que se han creado así por decisión de sus integrantes, a raíz de conflictos o decisiones propias, o por consecuencias de abusos y abandonos.

¿La familia nuclear (padres e hijos), garantiza que en su seno no se desarrolle un potencial suicida?


Una familia nuclear no garantiza la salud mental de sus integrantes, y tampoco los otros modos familiares garantizan patologías, debemos centrarnos entonces en la intencionalidad y compromiso de los integrantes de una familia a promover estilos relacionales saludables, como estilos positivos de crianza, formulación y puesta en marcha de un proyecto familiar que incorpore actividades de cooperación, integración, delegación de responsabilidades y desarrollo de sus integrantes.


Es fundamental que la familia emprenda una estrategia de apoyo al miembro que intentó suicidarse, busque ayuda profesional y no se deje dominar por el temor y el cuestionamiento social que probablemente la estigmatizará.


Datos:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reporta que en el mundo hay un suicidio cada 40 segundos y que al año un millón de personas se quita la vida en el planeta. La estadística va en aumento porque la OMS pronostica que para el 2020 serán un millón y medio de casos anuales. Además, la OMS vaticina que para ese año (2010) la depresión será la segunda causa de muerte en el mundo después de las enfermedades cardiovasculares.


En el Perú, se quitan la vida 650 personas al año. Esta cifra es baja si la comparamos con países como Lituania, Hungría, Dinamarca y Japón, que se suicidan proporcionalmente 20 veces más, en Cuba 8 veces más, en Uruguay 7 veces más, en Estados Unidos 5 veces más y en Chile 50 % más.

En nuestro país el suicidio ocupa el cuarto lugar como causa de muerte violenta, siendo los motivos más frecuentes los conflictos conyugales (29.6%), conflictos familiares (27.6%), conflictos sentimentales (22.1%), problemas mentales (17.6%), problemas laborales y económicos (2.2%), enfermedad física (0.8%)


En Chachapoyas, los intentos de suicidio por lo general están ligados a la ingesta de tóxicos, no presentándose otro tipo de formas de autoeliminación, como agresión con arma, arrojándose al vacío, etc. Estos casos, sin duda, constituyen un problema social que debería ser tomado en cuenta por las autoridades locales, para plantear estrategias que busquen fortalecer la unidad familiar y al ser humano.

AUTOR: ELIZALDE CRUZ TEJEDO
Publicar un comentario