martes, 23 de febrero de 2010

RIO SANTIAGO: LA TIERRA DE LOS SENTIMIENTOS ENCONTRADOS (PARTE I)




Me parece un sueño; pero es cierto. Después de doce años de haber recorrido más de treinta comunidades nativas como integrante de la Comisión Multisectorial del Desarrollo de la Frontera, he tenido el privilegio de regresar a Condorcanqui, la provincia más peruana de Amazonas. He vuelto, por las mismas rutas, por los mismos puentes, por los mismos meandros, los mismos ríos. He visto a los mismos amigos pero cada vez más viejos. He visto los mismos problemas; pero que éstos son más graves que antes.

El Río Santiago es un distrito que forma parte de Condorcanqui, cuya capital es el Puerto Galilea, el mismo que cuenta como un referente a La Poza, un anexo de la misma que crece a fuerza de coraje y empuje de los mestizos. Se ubica a la margen derecha del Río Santiago que nace en las cordilleras de Ecuador a una altura de 480 metros sobre el nivel del mar y ocupa una extensión territorial de 8,035.29 km2. En ella conviven sesenta comunidades nativas, siendo las más representativas: Belén, Yutupis, San Rafael, Galilea, Villa Gonzalo, Chapisa, Soledad, Candungos y Papayaku. Su población tiene prevalencia nativa, donde se destaca a los huambisas que forma parte con los awarunas los legados de la nación jíbara, una de las más pobladas de nuestra amazonia peruana.

En esta visita corta, he podido apreciar determinados problemas que se tiene que afrontar como amazonenses y de manera urgente:

LA ESCASA PRESENCIA DEL ESTADO.-
El distrito de Río Santiago cuenta con gobernadores, con Apus y alcaldes delegados; pero lo curioso y extraño es que no cuenta con juzgados, fiscalía, policías ni militares, excepto en los puestos definidos por el Comando. La poca presencia del Estado por medio de este tipo de autoridades representa una seria debilidad para poder poner orden, gobierno y dictaminar acciones correctas para fortalecer la imagen de un país moderno y unitario. Como ejemplo puedo decir, que ante esta debilidad se desarrolla un tráfico de divisas con productos ecuatorianos que inundan el mercado local del alto, bajo y medio Santiago.


CONTAMINACION DE QUEBRADAS Y RIOS.-
La totalidad de los desperdicios se van a los ríos, no existe proyectos integrales para trabajar agresivamente sobre temas relacionados a saneamiento, agua potable y alcantarillado. Los ríos además de recibir en sus aguas estos desperdicios, tienen restos de relaves mineros que clandestinamente son explotados por mineros informales. En sus aguas se encuentran restos de arsénico y mercurio. Además de ello existe una agresiva deforestación que rompe el equilibrio hombre naturaleza. En diálogo con la gente, indican que hace treinta años se podía apreciar lagartos, sachavacas, manatíes y delfines rosados en los ríos. Hoy si se quiere cazar, se tiene que adentrar en la selva dos o tres días para contar con carne de monte.


CONECTIVIDAD VIAL Y ACUATICA.-
Pese a los trabajos que se realizan, es insuficiente la labor del estado con proyectos de esta naturaleza. El 20% del territorio de Condorcanqui, se conecta vialmente por carreteras; pero estas están en pésimo estado. Sólo se cuenta con el asfaltado de la vía Bagua – Durán, el resto es calamitoso: Puentes en mal estado, trochas que se destrozan a causa de las lluvias. El estado tiene que sentar presencia más efectiva y real, donde se tiene que promover una urgente política sobre poblamiento de nuestras fronteras, las mismas que se encuentran en total abandono y diseñar vías carrozables que conectan la frontera expuesta a cualquier fenómeno político en el país vecino que todavía por medio de sus comerciantes aspiran recurar el Marañón

MEDIOS DE COMUNICACIÓN.-
A lo largo del Río Santiago y hasta la frontera con Ecuador, se escuchan radioemisoras de Ecuador y parte de Colombia. Sólo se aprecia la televisión mediante el sistema de cable de uno o dos canales de televisión las mismas que se pueden ver entre dos a cuatro horas porque no se cuenta con el servicio eléctrico de manera permanente. Una alternativa, que en la reunión del Acuerdo de Gobernabilidad sostuvimos el 2003, y que insistimos es que se tiene que instalar una repetidora de Radio Nacional del Perú en Nieva por ser de más altura y cubrir el espacio territorial con mensajes de nuestra patria.

Ya que estamos en tiempos preelectorales, espero que esta apreciación con ojos de observador, pueda formar parte de una agenda. Agenda que incluya no sólo rostros ni figuras políticas. Incluya ideas y propuestas que generen el cambio sustancial que aspiramos los amazonenses y en este caso particular, dejemos de mirar a nuestros awajum – huampis como sujetos de prendas, collares y coronas; más bien como personas que necesitan que los tendamos la mano y que lo tomemos atención permanentemente.


Publicar un comentario