lunes, 10 de agosto de 2009

KUELAP Y LAS AMENAZAS DE LA MINERIA




Parece que en nuestro país no aprendemos la lección y esa falta de aprendizaje podría ser motivo para otro levantamiento social en Amazonas. Ahora ya no serán los indígenas de Condorcanqui, podrían ser todos los amazonenses ante la probable concesión de las zonas aledañas a Kuélap, nuestra maravilla nacional.

Ayer por la noche, vimos exhortos la denuncia presentada por José La Torre, sobre la existencia de tres pedidos de exploración minera en el bosque natural de Huaquillas en las zonas aledañas a Kuélap, por medio del programa de televisión “CUARTO PODER” de América Televisión.

Esto no es ninguna novedad, el 2006 en el portal electrónico www.tnews.com.pe, se publicó la siguiente información : “En la zona cercana a las importantes ruinas de Kuélap existen concesiones mineras que pondrían en riesgo la seguridad del patrimonio, advirtió ayer Herman Corvera Valdivia, director del INC-Chachapoyas. En declaraciones a un medio local, Corvera señaló que las autorizaciones se otorgan en Lima sin que se les informe a las autoridades de la región. Precisó además que “las concesiones las entrega el Instituto Nacional de Concesiones y Catastro Minero del Ministerio de Energía y Minas sin la aprobación de los especialistas del INC”. Según se informó, la empresa favorecida sería una trasnacional interesada en incursionar y extraer los yacimientos de oro que existirían en los alrededores del complejo. Cabe indicar, que ninguna autoridad regional o local ha informado a los pobladores sobre estas concesiones, que de convertirse en trabajos de explotación afectará, según ellos mismos, la actividad turística en esa zona, el medio ambiente y la vida de los comuneros”.

De allí poco o casi muy poco se viene haciendo en las diferentes esferas del Gobierno Regional o Gobiernos Locales a fin de plantear propuestas e iniciativas legislativas que bloqueen todo tipo de intento de privatizar la zona, ya que según afirman, por debajo del territorio de Kuélap, existirían grandes vetas de oro y de primera calidad.

Concesionar las zonas aledañas a Kuélap es un peligro para la fortaleza y para el futuro turístico de Amazonas. De todos los amazonenses depende defender nuestro patrimonio cultural.
Publicar un comentario