jueves, 18 de junio de 2009

LEVANTEMOS UNA BANDERA POR LA PAZ Y LA LIBERTAD


Todos los peruanos y el mundo en general hemos asistido absortos a los sucesos post matanza en el departamento de Amazonas, cuyas consecuencias y cifras exactas lo sabremos en uno o dos meses, cuando los apus de las comunidades nativas hagan el censo respectivo en su poblado y sepan cuantos están en la zona y cuantos no regresan y quizá, nuca regresarán.

Ayer por la televisión nacional hemos visto y escuchado a un acongojado Presidente de la República, reconoció los errores del ejecutivo al promulgar los decretos sin consultar a los directamente involucrados. En esta caso los que históricamente tienen derecho a ser tomados en cuenta, los hermanos nativos.

Hemos sido testigos de la falta de liderazgo en autoridades amazónicas. Hemos visto derramar muchas lágrimas. Muchas marchas. Muchas protestas. Muchas rabias y muchas cosas más. Ahora creo que nos toca a todos los amazonenses, sacar provecho de esta coyuntura y exigir proyectos concretos y reales para que inserte a nuestros awajum en la vida socio-económico-político de la nación.



Una forma de iniciar este proceso de reconciliación entre amazonenses y peruanos en general y, como una muestra de que no somos “ciudadanos de segunda”, se me ocurre construir una gigante bandera blanca, que recortada en piezas pueda ser firmada por los amazonenses que deseen y que recorra los pueblos que se pueda. Una vez confeccionada ésta, izarla en la zona del conflicto entre nativos y policías para que todo aquel que pase por el lugar, observe la bandera y nunca se olvide lo que allí paso.

Ideas son ideas, que pueden ser mejoradas y quizá hasta con el tiempo erigir un monumento simbólico. En fin la propuesta está hecha, espero sus comentarios, aportes, sugerencias y pongamos a ponerlo en marcha, antes que se enfríe las iniciativas y las voluntades.
Publicar un comentario