lunes, 19 de enero de 2015

La Chica del Celular



No se si lo que Einstein predijo se viene haciendo realidad. Este mundo global de Toffler, es cada vez una aldea, pero aldea lleno de irracionalidades. Conozco aldeas diversas en nuestra sociedad, algunas como de Comunidades Nativas, se rigen por reglamentos internos y al mismo tiempo por códigos y son consultados al líder de la aldea, en fin.

Caminaba  por las calles semi oscuras de la ciudad. Eran las ocho de la noche, un ¡Ayyyy! Me hizo voltear a la otra vereda. Una joven yacía en el suelo. Su tobillo era el punto del dolor, pero buscaba su celular.
-          ¿Qué pasó? Niña…. Me caí, me contesto. Pero ¿Cómo? Y sin escuchar sus respuestas me aventuré a concluir que la culpa de todo lo tenía el celular, aparatito pequeño que a todos nos tienen locos.
Efectivamente el aparatito de marras estaba distribuido por los suelos en partes: La tapa a dos metros, la batería a medio metro y a punto de pasar a la historia por un intrépido taxista. Le tomo la mano, no puede pararse. Le miro a los ojos y es una niña. Tendría quince años, vestía jean negro, una blusa blanca y calzaba unas sandalias, azules. Su cabello azabache estaba desordenado y su rostro blanco lucía acongojado por el dolor. Llame al SAMU y se encargaron de ella.

No creo que sea el único caso en mi ciudad o en la suya. Es casi recurrente ver a todos con un celular a la mano: en la calle, en la cama, en la cocina, en la ducha, en el carro, en el trabajo, es decir, en todas partes. Es que vino para quedarse y el vacilón no es solo publicar, las redes sociales se han vuelto en el centro de atención mundial. ¿Qué publican, qué dicen, qué cotorrean? Es decir estamos pendientes del mundo, aunque el mundo ni le interese que somos nosotros.
Ese mundo global, es complicado cada día y lo será mientras sigan chicas como la del celular, que estén pegados a un aparato frío que no te da cariño, pero sí los placeres mundanos del cotorreo social.
Si alguna vez, Víctor Manuel, dijo en una canción: Libertad, libertad ¿Cuántas cosas se dicen en tu nombre? podría complementar: Celular, celular, celular ¿ cuantas cojudeces hacemos en tu nombre?
Publicar un comentario