viernes, 31 de julio de 2009

DESPUES DEL MENSAJE PRESIDENCIAL

Después de un largo, muy largo feriado patrio y de leer todo lo que encontré luego del mensaje presidencial del pasado 28 de Julio, puedo rescatar entre otras cosas, algunas partes que me parece relevante y a tomar en cuenta por los aspirantes a gobernantes tanto locales, regionales como nacionales.

REFORMA DEL ESTADO

No es una novedad ni descubrimiento de la pólvora por parte de nuestro presidente constitucional la reforma del estado peruano para crear uno que sea motor y motivo del desarrollo nacional, teniendo como base la profundización de la descentralización. El Perú, desde la era republicana nació de costado. Un costado que le hizo miope a las demandas de las provincias. Refundar la república peruana es urgente y ahora, a fin de que reorientemos políticas públicas más coherentes y que éstas contemplen las necesidades apremiantes de millones y millones de peruanos que no entienden temas de territorialidad, identidad, género y peruanidad. Una reforma donde se contemple no solo distribución presupuestal año a año. Sino también oidores regionales que atiendan, escuchen y orienten el gobernante nacional para combatir la enfermedad antes que se convierta en plaga social y genere caos y violencia social.

RENOVACION DEL CONGRESO NACIONAL

Tampoco es novedad, pero si digno de aplauso, ya que le democracia se valora, se ensalza y estimula cuando los electores además de un voto, pueden reconocer o rechazar la conducta de sus elegidos. La renovación de la mitad del congreso es vital para acelerar la productividad congresal de nuestros padres de la patria. Amazonas, cuenta con dos butacas en el hemiciclo, de los cuales poco o muy poco se conoce su labor. Si bien es verdad, hoy los congresistas tienen un papel normativo y fiscalizador, no les limita el papel de gestor y soporte a las necesidades de cada uno de los pueblos. Años y años los amazonenses hemos sido sujetos de uso electoral por caudillos regionales que mediante la dádiva han logrado un voto y al mismo tiempo una decepción. Pero la renovación no debe ser a nivel del congreso nacional, también deberá incluirse la renovación de los Consejos Regionales y locales para que entiendan que el valor agregado de un voto, es el trabajo y la productividad y no la pelea, la riña y la mediocridad.

SEGUNDA VUELTA ELECTORAL REGIONAL
Tiene que ser aprobado porque de esta manera se garantizaría la gobernabilidad y respaldo a los presidentes regionales, ya que un 28 o 35% no representa la seguridad y bienestar de gobernantes y gobernados. Una segunda vuelta, garantiza que uno de ellos contará con el respaldo de la mitad más uno de los electores acreditados cada cuatro años en los procesos electorales del país. Casi la totalidad de presidentes regionales no han superado en el proceso del 2005 el 40% de los votos, que lo convierten en gobernantes frágiles, débil de ideas y propuestas y lleno de experimentos cotidianos.

LA DESCENTRALIZACIÓN POPULAR
Un tema controversial es la propuesta por el presidente García, ya que con ello debilita la gestión a las autoridades regionales y locales, que no son eficientes en el gasto público. Ante los escasos resultados de la descentralización económica que permitió engrosar el “chanchito” regional, hoy se propone de Núcleos Ejecutores conformados por la sociedad civil y jóvenes para que asistan esta debilidad y ejecuten obras como aulas, caminos vecinales, infraestructura educativa. Es bueno para el aplauso, pero malo para las decisiones políticas establecidas en el marco de nuestra constitución. Ser popular, no es sinónimo de improvisación. No basta impulsar o fortalecer Núcleos Ejecutores como las tiene FONCODES. Se hace necesario y vital generar calidad en la clase política para que no improvise en sus decisiones. Una escuela de cursos acelerados de gobernabilidad es la que hace falta, además de flexibilizar el SNIP para que los proyectos no cuenten con demasiados filtros que aletargan y prolongan las expectativas de los pobladores.

En el inicio de su cuarto año de gobierno del APRA, parece que lo que nos espera no es solo voluntad y optimismo. Es pisar el acelerador del desarrollo; pero un desarrollo evidente, donde los bolsillos no sigan vacíos y las lágrimas no se reciclen en los rostros de millones de peruanos, que hasta ahora no perciben de cerca ese crecimiento y bonanza del cual tanto nos hablan la clase política nacional
Publicar un comentario