jueves, 16 de abril de 2009

LA MANO DE DIOS

Esta fotografía, tomada por el satélite de rayos X Chandra, nos muestra la nebulosa con forma de mano que rodea al pulsar B1509.
El color rojo corresponde a los rayos X de menor energía, el color verde a los de energía promedio y el azul a los mas energéticos.
B1509 es un pulsar muy joven, tiene una edad de unos 1.700 años, mide unos 20 kilómetros de diámetro, está situado a unos 17.000 años luz de nosotros y la nebulosa que le rodea tiene un tamaño de unos 150 años luz, 15 veces mas grande que la nebulosa del cangrejo.
Los púlsares son estrellas de neutrones que rotan a gran velocidad y están dotadas de un potente campo magnético, con lo que generan una señal de radio muy potente y muy característica. En el caso concreto de B1509, su campo magnético es unos 15 billones (15.000.000.000.000) de veces mas potente que el terrestre y rota a una velocidad de 7 vueltas por segundo. (Fuente: NASA)
La MANO DE DIOS, como fuera calificada esta foto, si bien es verdad suena a misticismo o casualidad o creado por la magia de cámara, debe ser motivo para respondernos una serie de preguntas, que todavía en nuestra humanidad terrena, no la encontramos.
¿Es la mano de Dios, la que protege la tierra?. ¿Qué misterios existen en el universo y porqué existen? ¿Cuánto tiempo más esa mano cuidará la tierra para que no se destruya?. ¿Cuando mide Dios?
En mi forma de pensar, cuestionado por muchos naturalmente, tengo la seguridad que más allá de nuestros ojos, de nuestro espacio, de nuestra existencia existe algo extraordinario que observa los pasos de la humanidad.
Esta foto, fruto de la casualidad, enseña que el poder de los hombres es mínimo ante una mano gigantesca que está muy arriba y que es inalcanzable para todos. Inalcanzable desde el punto de vista físico y tal vez, viable en lo espiritual. Al margen de la belleza de la foto, creo que debemos entender el mensaje: Existe una mano abierta en el espacio y el tiempo presta a ayudar a todos.
Publicar un comentario