martes, 1 de septiembre de 2015

Lluvia






La dije a la lluvia,

que lave mis heridas,

que borre las huellas de tu piel y

que limpie mis pecados a ti.



Me paré en mitad de la calle

caminé empapado por sus lágrimas,

borramos juntos las huellas

del delito de habernos amado.



Le dije a la lluvia

que llore tan fuerte y fuerte

para que mis lágrimas se borren

y el viento no silbe tu nombre…soledad

Publicar un comentario