viernes, 2 de enero de 2015

POLITICAS PÚBLICAS, GOBERNABILIDAD Y CONCENSO PARA AMAZONAS



Con el inicio del 2015, comienza nuevas gestiones, nuevas emociones y compromisos. En este caso, nuevas autoridades locales y regionales asumen nuevos retos pensando en el futuro de sus territorios. Como en todo el país, entre el 1 y 3 de enero juramentan un nuevo presidente regional y ochenta y cuatro alcaldes entre provinciales y distritales, muchos de ellos, presumo, encuentran la caja vacía, otros con deudas y quizá algunos, proyectos que se tienen que reformular, actualizar o reorientar. Cada cuatro años se repite la historia, que esperamos los cuatro que vienen, sean la punta del iceberg para el crecimiento regional.

Un fenómeno político regional como el Movimiento Sentimiento Amazonense y Gilmer Horna Corrales asume sus funciones con una increíble votación popular que le permitió ganar las elecciones en primera vuelta, y comparado a sus pares  anteriores que fueron autoridades y al mismo  tiempo servidores de carrera pública; es la primera vez que ejercerá este cargo un empresario, que por donde se mire, tiene éxito, y si sumamos la mayoría de consejeros regionales, se tiene la oportunidad plena de tomar acciones a favor de todos sin complejidades decisiones políticas que marquen la diferencia.
¿Qué hacer?
Nadie puede darse el lujo de convertirse en agorero político, menos de Merlín para decidir el futuro por otros, pero al amparo de la experiencia, es preciso dar a conocer las necesidades y carencias de Amazonas para que se agende, se planifique y se genere su atención.
GOBERNANZA Y GOBERNABILIDAD REGIONAL
Si bien la gobernanza es un proceso de gobierno por el medio del cual se toma acciones a favor del ciudadano, la gobernabilidad es la capacidad de sus autoridades para conducir el proceso político local, por lo que ambos conceptos que forman la base de las políticas públicas, tiene que ser el formato nuevo de esta gestión, que permita por un lado, acelerar el proceso de modernización en la gestión pública y por otro, diseñar estrategias consensuadas para disminuir las brechas sociales, económicas y ambientales, que no le permiten a Amazonas verla desde arriba.
Nuestro lastre es la pobreza extrema, la escasa interconexión vial que nos hace un departamento poco competitivo, la desnutrición crónica, la calidad educativa y el deterioro del medio ambiente, entre otros.

POLITICAS PÚBLICAS REGIONALES
A los estudiantes de Ciencias de la Comunicación, en las aulas nos enseñan a procesar cinco preguntas claves para desarrollar cualquiera de los géneros periodísticos, que son: ¿Qué?, ¿Cómo?, ¿Cuándo?, ¿Dónde?, ¿Por qué? Estas mismas preguntas son las que orientan a producir políticas públicas en un marco del consenso, la transversalidad y la orientación económica para alcanzar los estándares óptimos de un gobierno de todos y para todos.
Si bien es verdad, en Amazonas existe una Agenda Social al 2021, ésta no tiene consistencia ni valor, sino va acompañado de presupuesto y su correspondiente socialización a nivel de todos los gobiernos en el territorio de Amazonas, por lo que se tiene que hablar de una política pública de planificación estratégica y estandarizada en nuestro departamento, lo que implica que si queremos disminuir radicalmente las brechas en Amazonas, TODOS tenemos que apostar por: Carreteras, saneamiento básico, salud, educación  y medio ambiente, como ejemplo. Acciones de esta naturaleza nos permitirá no distraer recursos en cosas que podrían ser insignificantes y no generen desarrollo en la región.
CIEN DIAS DE GOBIERNO
Es clave los primeros cien días de gobierno. Tres meses es necesario para proponer, plantear, orientar, enmendar, disponer lo que se tiene en mente para los cuatro cortos años de gobierno, más aún, pensando que la reelección ya no existe, por lo que las decisiones a favor del electorado, tiene que ser emergente.
En estos tres meses iniciales, se tiene que consensuar con los agentes de cambio de Amazonas, llámese alcaldes provinciales y distritales, unidades ejecutoras regionales, representantes del gobierno central. En ese consenso aplicar las cinco preguntas para  lograr objetivos concretos y que a la larga genere impacto, cambio, progreso, modernidad y desarrollo.
La política es el arte de gobernar al servicio de la gente. Esa política que muchas veces es esquiva a todos por bajas pasiones. Ese arte, esperamos que se aplique en esta nueva experiencia democrática. Los músicos y los instrumentos están listos para tocar las mejores melodías. Esperamos que el director de la orquesta, además de virtuoso sea excelso en las notas que aplique.

Mucha suerte, Señor Presidente…
Publicar un comentario