martes, 12 de mayo de 2009

SIN LUCHAS NO HAY VICTORIAS


Es una frase refrita, pero que cobra actualidad cada vez que se logran resultados esperados mediante la protesta institucional o grupal. Cobra actualidad cuando el diálogo bizantino quiere imponerse ante la razón de un pueblo.
Desde hace dos semanas han mantenido en vilo a la comunidad universitaria, todos los estudiantes de la UNAT AMAZONAS, exigiendo la institucionalización de esta casa superior de estudios, que después de ocho años, sigue esperando el visto bueno de CONAFU y por su puesto la actitud de sus representantes (llámese Comisión Organizadora)

Ayer las calles de Chachapoyas nuevamente fueron testigos de las protestas universitarias, que por negarse al diálogo, la misma ocasionó destrucciones en el rectorado y la renuncia obligada de dos de sus integrantes (académico y administrativo), el primero luego de una semana en el cargo y el segundo muy cuestionado por su conducta social.

Hasta la fecha han pasado cinco comisiones y no sabemos cuántos más vendrán, pero tampoco se conoce por versiones oficiales cuan complicado es esa famosa institucionalización; pero lo que todos saben son los frondosos sueldos de los integrantes de la Comisión Organizadora que superan los 30 mil soles entre los tres y los viáticos por diez o quince días al mes a diversas ciudades del norte del Perú, que poco o muy poco benefician a la UNAT AMAZONAS.

Otra frase arto conocida es que “Cuando se cierran las puertas del diálogo, se abran las de la violencia”. He visto de lejos el proceso, pero de cerca las actitudes individuales de cada miembro de la comisión: El presidente un poco soberbio, el administrativo pedante, el académico diplomático. Tres personas, tres personalidades y al mismo tiempo tres intereses. ¿Se puede construir una UNIVERSIDAD ASI?.

Imposible. Actitudes como esta, sumando a ella las malas relaciones de las demás comisiones con la masa estudiantil, poco a poco han ido aflorando en ellos (estudiantes) el sentimiento de la pertenencia, de la propiedad y de la identidad. Tres cosas complementarias que a muchos amazonenses nos hace falta.

Reacciones aplaudidas o rechazadas, debe ser tomada en cuenta y ejemplo, para que todos en su determinado momento asumamos esta actitud, para que dejando de lado nuestras diferencias y taras, reaccionemos ante tanta inercia política, administrativa y funcional que venimos adoleciendo en nuestra región.
Publicar un comentario